Deporte, emociones positivas y salud.

La actividad física y el deporte son componentes fundamentales en el desarrollo y el bienestar tanto de niños como de adultos. A lo largo de los últimos años, la sociedad ha cambiado mucho sus hábitos de vida, llevando un estilo de vida más sedentario, especialmente en el caso de los niños debido al avance de la tecnología y las demandas académicas cada vez más exigentes. Esta situación ha llevado a una disminución en la práctica de actividad física y deporte, con consecuencias negativas para la salud física, mental y emocional de las personas.

El ejercicio físico y el deporte no solo son beneficiosos para la salud física, sino que también desempeñan un papel muy importante en el desarrollo cognitivo y emocional. A través de la liberación de sustancias beneficiosas en el cerebro que son liberadas por la práctica del deporte, conseguimos reducir el estrés y la ansiedad, lo que nos proporciona una sensación de bienestar y satisfacción. Además, permite a los niños identificar y manejar sus emociones, experimentando el placer de la competencia y la superación de retos.

Leer más

La importancia de una alimentación equilibrada

La alimentación saludable se puede definir como la acción de tomar alimentos que aporten la cantidad de nutrientes necesarios para estar sanos, sentirse bien y tener energía. Se logra a través de una dieta equilibrada, que permita un aporte de vitaminas y minerales necesarios para un adecuado desarrollo y crecimiento. Todos los alimentos están compuestos por miles de nutrientes, que son las sustancias naturales que van a pasar a formar parte del organismo.

Durante los primeros años de vida, el crecimiento de los niños es muy rápido, aumenta tanto su talla como el crecimiento cerebral. El cerebro en los primeros años va a alcanzar su capacidad máxima ya que se produce el mayor aumento de conectividad neuronal y de plasticidad cerebral.

Una alimentación equilibrada conlleva enormes beneficios tanto para este desarrollo físico como intelectual, además de mejorar el estado de salud, y prevenir factores de riesgo relacionados con algunas enfermedades.

Leer más

Conectados pero Atrapados: Las Adicciones Tecnológicas en la Infancia

Actualmente es factible aceptar como habituales expresiones como «nacieron con un móvil en las manos» en niños y adolescentes. Esto es debido a que forman parte de lo que se conoce como la generación digital. Esta nueva generación se caracteriza por su amplia familiaridad y acceso a las nuevas tecnologías, disponiendo a un solo clic de una inmensa oferta de experiencias, conocimientos y formas de interactuar.

 

En ocasiones, la manera que tienen de relacionarse con las nuevas tecnologías crea conflicto. Muchas familias expresan su preocupación por la aparente sobreutilización de ellas por parte de sus hijos, y la confusión que les genera no saber lo que se considera un uso normal. Además, los adolescentes normalizan su uso como una herramienta de ocio y de relacionarse con sus iguales. Esta diferencia en la percepción entre padres e hijos crea conflictos y desafíos en las familias, quienes se enfrentan a situaciones que no saben muy bien cómo gestionar. Ante este nuevo escenario, es normal que los padres busquen ayuda de un profesional.

 

En el presente artículo, nos proponemos abordar el fenómeno de las adicciones comportamentales, analizaremos las características principales, los cambios en la conducta que suelen manifestarse y presentaremos estrategias de prevención.

Leer más

¿Conoces qué es un protocolo de acoso escolar?

El acoso escolar es una problemática que afecta a alumnos de todas las edades e impacta significativamente en su bienestar emocional, físico y social. Puede darse tanto dentro de las instalaciones escolares, como en actividades extracurriculares o en el entorno digital (ciberacoso). 

Por ello, es muy importante diferenciar el acoso de las agresiones esporádicas o de otras manifestaciones violentas. Para poder considerar un comportamiento como acoso escolar deben cumplirse tres criterios de manera simultánea: 

  1. Intención de hacer daño.
  2. La repetición de las conductas agresivas. 
  3. La duración en el tiempo, con el establecimiento de un esquema de abuso de poder desequilibrado entre víctima y agresores.

 

¿Qué hacemos cuando tenemos conocimiento de una posible situación de acoso escolar?

Ante la sospecha de acoso, es vital actuar de manera informada y decidida. El primer paso será comunicar la situación a un profesor/a, al tutor o a un miembro del equipo directivo. En este punto, es importante acompañar y apoyar al niño, abordando el miedo a las posibles represalias y dándole seguridad. 

Leer más

¿Sabes qué son las ideas irracionales?

La manera en que actuamos y vemos las cosas no solo depende de nuestra personalidad, sino también de lo que pensamos que significan esas situaciones. Los adultos interpretamos el mundo según nuestras experiencias de vida, lo que explica por qué cada uno reacciona de forma única ante las mismas situaciones. Imagina que tu cerebro tiene estructuras que guardan ideas llamadas «esquemas». Cuando te encuentras con algo nuevo, tu cerebro usa esos esquemas para entenderlo. Luego, procesas la información y le das sentido a través de esos esquemas. Los resultados de este proceso se llaman «creencias», que son lo que tú crees que es verdad basándote en tus esquemas y en cómo interpretas la realidad. A su vez, estas creencias pueden influir en cómo vuelves a usar tus esquemas en el futuro. Así, tus ideas y creencias afectan cómo entiendes el mundo y cómo tomas decisiones.  Las creencias pueden manifestarse de manera adaptativa, como preferencias racionales o deseos, pero también pueden adoptar la forma de obligaciones imperativas o necesidades. Estas últimas, denominadas ideas irracionales, son menos adaptativas, establecen reglas de comportamiento absolutas e inflexibles, y su incumplimiento causa malestar emocional.

Durante la adolescencia, se pueden experimentar dificultades en la comprensión y gestión de las emociones, los procesos de razonamiento y la conciencia general. Estos desafíos pueden influir en la capacidad de los adolescentes para enfrentar situaciones de manera efectiva.

Leer más

¿Qué es la negligencia infantil?

La negligencia es un tipo de maltrato infantil caracterizado por cualquier acto de omisión de las necesidades básicas del menor ejercido por los progenitores o cuidadores principales, que pone en riesgo la salud física y psicológica del niño. Este tipo de maltrato es el más frecuente en la población infantil.

Tipos de negligencia infantil

Actualmente encontramos cinco tipos de negligencia infantil:

  1. La negligencia física. Consiste en la no satisfacción de las necesidades básicas, como pueden ser la vivienda, alimentación y vestimenta adecuadas. Por ejemplo, si se observan condiciones deficientes de higiene que puedan afectar a su salud o si el menor presenta golpes o heridas inexplicables por falta de supervisión adecuada.
  2. La negligencia médica. Se da cuando no se atienden las necesidades médicas del menor. Un ejemplo puede ser cuando los padres no participan en el seguimiento de las citas médicas o no administran el tratamiento médico prescrito.
  3. La negligencia emocional. Consiste en la desatención o el fracaso de los padres o cuidadores para responder a las necesidades emocionales del menor. Un ejemplo de ello puede ser el desprecio intencional hacia los sentimientos de un niño.
  4. La negligencia educacional. Supone la negación al menor del derecho de su propia educación, además de negar necesidades escolares especiales si se precisa.
  5. La negligencia de supervisión. En estos casos, los niños pasan mucho tiempo solos, frecuentando caídas, golpes difíciles de explicar o exponerse a situaciones peligrosas debido a una supervisión inadecuada de los cuidadores.

Factores de riesgo

La mayoría de los casos de maltrato infantil ocurren dentro de la familia. Los factores de riesgo más comunes son:

Leer más

La motivación en el aula

La motivación en clase es un factor que influye en muchos aspectos de la vida nuestros hijos. Más allá de simplemente afectar al desempeño académico, la motivación en clase tiene un impacto profundo en la capacidad atencional, las relaciones interpersonales, el desarrollo psicológico y la autoestima de nuestros hijos.

Los estudiantes motivados muestran un mayor compromiso, participación y un deseo de superación. Esto se traduce en un mejor desempeño académico. La motivación está estrechamente relacionada con la capacidad de prestar atención. Los estudiantes motivados tienden a estar más concentrados en clase. Los estudiantes motivados a menudo muestran un mayor interés en la colaboración y la participación en actividades grupales, lo que puede fortalecer las relaciones interpersonales.

Leer más

Las emociones en los niños con autismo.

Los niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) presentan muchas fortalezas, entre ellas una pasión por los detalles o minuciosidad ante la tarea. Sin embargo, suelen tener dificultades para reconocer y controlar sus emociones y las de los demás. Es importante recordar que el autismo es un espectro, lo que significa que la experiencia de cada niño puede variar significativamente.

Las emociones tienen la función de ayudarnos a enfrentar las diferentes situaciones que pueden ocurrir en nuestro día a día. Se conocen seis emociones básicas: el asco, el miedo, la sorpresa, la alegría, el enfado y la tristeza, las cuales construyen el resto de las emociones complejas como pueden ser la vergüenza, la culpa o la confianza.

Las personas empezamos a descubrir estas emociones en nuestra etapa infantil y no solo eso, sino que también comenzamos a entenderlas, a expresarlas y a regularlas en función de las diferentes situaciones que nos van ocurriendo.

Esta tarea resulta difícil para los niños y niñas que están dentro del espectro autista ya que, aun

Leer más

La sexualidad en niños y adolescentes

El sexo ha sido tema castigado y censurado durante mucho  tiempo. Por ello, es normal que a algunos padres les resulte difícil abordar este tema con sus hijos/as. Especialmente si hay algunas personas que ni siquiera lo hablan con sus amigos/as o su propia pareja.

La realidad es que el sexo forma parte de nuestras vidas. Por tanto, es necesario hablar sobre él. Evitar abordarlo o hacerlo desde la vergüenza o la culpa no hará más que perpetuar estereotipos y tabús que hemos heredado, en las generaciones siguientes.

Si tu hijo/a está en la adolescencia, o si te ha preguntado alguna duda respecto a cómo se tienen los hijos/as… puede ser una oportunidad para reflexionar sobre estas preguntas:

Leer más

¿Por qué sucede el insomnio infantil y cómo puedo ayudar a mi hijo si lo padece?

Dormir es una actividad necesaria en el día a día de todo ser humano. La psicóloga Beatriz Cabrera habla del sueño como una forma de resetear el cerebro. Nuestro cuerpo recupera la energía que ha ido perdiendo a lo largo del día, para poder así empezar el nuevo día con fuerza.

En los más pequeños, esta actividad será necesaria para lograr un correcto desarrollo a parte de ser imprescindible para su bienestar.

¿Cuántas horas debería dormir un niño?

Según Beatriz Cabrera, los niños entre 1 y 3 años deben dormir aproximadamente 12 horas. Entre los 3 y los 10 años, los niños deberían dormir 10 horas más o menos. Aquellos entre los 10 y los 18, deberían dormir cerca de 10 horas. Pero en los casos de insomnio infantil, el número de horas de sueño se ve disminuido.

El insomnio infantil es un motivo bastante frecuente de consulta en atención primaria. Según menciona Libano (2015) es un problema que afecta a un 25-30% de la población pediátrica que tiene entre 6 meses y 5 años. Antes de nada, debemos entender a que nos referimos cuando hablamos de insomio. Libano lo define como la sensación subjetiva de dificultad o incapacidad para iniciar y/o mantener el sueño, impidiendo así un descanso adecuado. Sin embargo, cuando hablamos de insomnio en los más pequeños, debemos incluir otros elementos en la definición como rechazo a dormir solo, dificultades para ir a la cama, o la necesidad de la presencia de los padres para poder dormirse.

Leer más